fbpx

Como cuidar tus dientes vayas donde vayas este verano

cuidar-dientes-en-verano-clinica-dental-dentista-cartagena-www.dentalpenalver.com_.jpg

Con la llegada del periodo estival veraniego y, con ello, el calor, podemos observar cambios en nuestra salud bucodental. Las modificaciones en los hábitos de higiene bucodental como lavarse menos los dientes porque comemos fuera de casa y, de alimentación (comer más alimentos azucarados como el alcohol o los helados) que se producen durante el verano, junto con las altas temperaturas, provocan la proliferación de bacterias en la boca que contribuyen a que se pueda producir un aumento de patologías bucodentales.


¿Qué riesgos existen?

Entre las patologías que más se suelen observar tras el verano, son la caries o la gingivitis. Estas pueden llegar a causar halitosis, sangrado de encías, aumento de la placa bacteriana e hipersensibilidad dental. Como hemos dicho, todo esto es debido a la relajación de la rutina diaria, el cambio de número de comidas fuera de casa y el tipo de alimentos que ingerimos. Por ello, es importante, no descuidar nuestra higiene bucodental.

¿Qué pautas debemos mantener?

Algunos consejos y prácticas que podemos llevar a cabo para que no se amargue nuestra sonrisa en vacaciones, son los siguientes:



Cepillarse los dientes tras cada comida principal al menos tres minutos. En caso de que esto no sea posible porque estamos fuera de casa, es imprescindible el cepillado de la noche. Es importante utilizar un dentífrico con flúor y una correcta técnica de cepillado. El cepillo debe ir desde la encía hasta el borde del diente, limpiando tanto la parte exterior como interior, así como los espacios interdentales, lengua, encías y mejillas.

Es muy aconsejable el uso de hilo o seda dental para asegurarnos de una correcta limpieza interdental. Esto, lo podemos hacer en el último cepillado del día. De forma complementaria, podemos hacer uno de un colutorio adecuado a nuestras necesidades y sensibilidad oral.

El uso de chicles sin azúcar o con xilitol pueden ayudarte en momentos puntuales, pero nunca deben sustituir al cepillado. En caso de emergencia, en los que no contemos con cepillo y dentífrico, podemos mascar un chicle. Siempre deben ser sin azúcar o con xilitol. Este último aumenta el pH bucal lo que dificulta la aparición de las bacterias y estimula la secreción de saliva.



chicles-menta-aliento-dientes-clinica-dental-dentista-cartagena-www.dentalpenalver.com

funda-ferula-dientes-clinica-dental-dentista-cartagena-www.dentalpenalver.com


Hidratarse adecuadamente. En verano solemos consumir más bebidas alcohólicas, azucaradas y carbonatadas, así como helados y zumos que generan un pH más ácido en la boca que puede llegar a dañar el esmalte dental. Esto hace que nuestros dientes estén más expuesto al ataque de bacterias y que aumente la hipersensibilidad dental cuando ingerimos bebidas frías.

Para evitar aspectos como el mal aliento o la hipersensibilidad dental, es fundamental, además de tener una buena higiene oral, mantener una ingesta frecuente de agua. De esta manera, mantendremos en todo momento un buen flujo de saliva y, por ende, una buena hidratación de la boca. Esto evitará la acumulación de bacterias y malos olores.

No te olvides de tu férula. Si has llevado ortodoncia ya sabes de sobra que debes ponértela todas las noches para evitar recidivas. Es común, que al irnos de viaje podamos olvidarlas, pero ya sabes que este dispositivo de plástico o resina es tu aliado para mantener una adecuada salud y estética dental.

Recuerda que los más importante para mantener una buena higiene bucodental en cualquier época del año es el cepillado con una buena técnica, con una frecuencia de tres veces al día durante tres minutos. Además, siempre puedes ir acompañado de un kit de viaje de higiene dental, el cual no ocupará prácticamente espacio.


© 2021 Clínica Dental Peñalver

error: