fbpx

La diabetes y la salud oral: ¿están relacionadas?

salud-oral-post-www.dentalpenalver.com_.jpg

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre están desregulados. Esto es causado por problemas con la síntesis por parte del páncreas de la hormona llamada insulina. Esta es la encargada en ayudar a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. Cómo sabemos hay dos tipos de diabetes: tipo I y tipo II. En ambos casos podemos encontrar consecuencias en la salud de las personas que las padecen: problemas visuales, úlceras en la piel, hipertensión arterial, niveles altos de colesterol, arteroesclerosis, problemas digestivos, renales, etc.

Si no se tiene la diabetes bajo control, es más probable que aparezcan problemas a nivel oral. Los estudios demuestran que las enfermedades severas de la boca y la diabetes están interrelacionadas. No solamente porque los diabéticos son más susceptibles a las enfermedades de las encías sino porque la enfermedad periodontal severa puede empeorar la diabetes, afectando el control de la glucemia, de ahí que la salud oral y la diabetes estén tan interrelacionadas. La diabetes hace que la sangre circule más lentamente por los vasos sanguíneos, disminuyendo el transporte de oxígeno y la retirada de productos de desecho e incrementando el riesgo de infección.


¿Qué podemos encontrar?

  • Enfermedad periodontal: En esta encontramos infección leve en las encías (gingivitis) o más grave, donde la infección de extrapola al hueso maxilar o mandibular (periodontitis). Puede causar dolor, halitosis, dificultades en la masticación e incluso pérdida de piezas dentales. En los diabéticos mal controlados, los altos niveles de glucosa abonan el terreno al crecimiento bacteriano y por lo tanto la aparición de enfermedades periodontales. La enfermedad periodontal, por su parte, empeora el control de la glucemia en pacientes diabéticos al alterar la resistencia a la insulina.
  • Xerostomía: Las glándulas salivales de la boca no producen suficiente saliva como para mantener la boca húmeda. Esto aumenta la probabilidad de tener caries y bacterias. La saliva también mejora la capacidad de sentir el gusto y facilita tanto la masticación como la deglución. Además, las enzimas contenidas en la saliva ayudan a la digestión.
  • Candidiasis oral: Es un hongo que se presenta como placas blanquecinas y dolorosas en la boca.


cepillado-dientes-post-www.dentalpeñalver.com


Cómo tener una buena salud oral

Lo principal es controlar la diabetes, siendo riguroso en el nivel de azúcar en la sangre. Se deben seguir las indicaciones del médico para mantener el nivel de azúcar en sangre dentro del rango saludable.
Por otro lado, es fundamental tener una buena higiene oral en el día a día. Hay que ser constantes y persistentes. El cepillado debe hacerse tras cada comida y no caer en el error de realizar un cepillado rápido. Es mejor usar un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. También hay que evitar cepillar con fuerza o demasiada energía, ya que esto puede irritar las encías. El uso del hilo interdental es fundamental para mantener a raya las enfermedades periodontales. Es aconsejable hacer uso de él una vez al día. Si quieres saber más sobre como hacer un cepillado adecuado lee nuestro post dedicado a ello.


Es importante acudir regularmente a revisiones con el dentista para hacer limpiezas y comprobar que todo sigue en orden. Es posible que, como diabético, se tenga que hacer con más frecuencia que el resto de pacientes.

Por último, llevar unos hábitos de vida saludables como una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y no fumar, son la guinda para evitar que la diabetes afecte a la salud oral.

© 2021 Clínica Dental Peñalver

Invisaling Day!

Suscríbete antes de 26 de mayo y recibe un 15% DTO en tu tratamiento invisalign®

¡Casi estamos!

Inscripción realizada correctamente ¡Gracias!