fbpx

Sensibilidad dental, ¿cómo evitarla?

sensibilidad-dental-post-www.dentalpenalver.com_.jpg

Seguro que alguna vez estabas comiendo un helado o disfrutando de un refresco y has notado un dolor punzante en los dientes, y tienes la sensación de que ‘’se te congela el cerebro’’, ¿sabes qué es y por qué te ocurre? 

Este dolor de dientes puntual es lo que llamamos sensibilidad dental. Aparece cuando se produce una pérdida del esmalte y la dentina, que es la capa inferior del diente, queda expuesta. En algunos casos, es necesario realizar una endodoncia para recuperar los conductos del diente y no perder la pieza. 

Seguro que alguna vez estabas comiendo un helado o disfrutando de un refresco y has notado


¿Cuáles son las causas de la sensibilidad dental?

La dentina, que es la capa superficial que protege los tejidos internos, es la que contiene los nervios y vasos sanguíneos del diente. Por eso, cuando el esmalte se va desgastando, la dentina queda expuesta y el diente es más sensible a estímulos como el frío o el calor, y manda al cerebro señales de dolor. Así se produce la sensibilidad dental, aunque también existen otras causas:


  • Higiene bucal deficiente. El momento del cepillado es fundamental, ya que, si se realiza antes o después de haber tomado comidas y bebidas ácidas, el desgaste del esmalte puede ser mayor. ¡No te cepilles con demasiada fuerza!
  • Comidas y bebidas ácidas. Algunos alimentos tienen un PH bajo, lo que produce una erosión del esmalte. Pueden ser los cítricos, mermeladas, té, vino o refrescos.
  • Tratamientos odontológicos. Algunos tratamientos como el blanqueamiento dental, usan sustancias que pueden provocar sensibilidad dental, que puede ser progresiva.
  • Bruxismo. Los pacientes con bruxismo, tienen desgastes derivados del rechinar de dientes.
  • Diversas enfermedades. Las patologías que producen ácidos en la boca tienden a producir una mayor erosión dental, como una úlcera gástrica, anorexia o bulimia. 

citricos-post-sensibilidad-www.dentalpeñalver.com


¿Cómo puedo evitarla?

Sobre todo, se ve reflejada en la alimentación. Evita alimentos demasiado azucarados o ácidos y las bebidas carbonatadas, ya que son los principales causantes de la abrasión dental y por consiguiente, la sensibilidad. Modera el consumo de estos alimentos y es recomendable esperar 30 minutos para cepillarse los dientes después de haberlos tomado, así, el esmalte podrá recuperarse.


Evita cepillarte de manera muy agresiva. Cepillarlos con más fuerza no hará que queden más limpios, sino que favorecerá la abrasión dental. Existen cepillos específicos para la sensibilidad dental con filamentos redondeados y texturizados para no dañar los dientes y las encías. 

Pero, una indebida alimentación no es la única responsable de la sensibilidad dental. Las caries muy profundas también pueden dañar los nervios del diente y generar esta molesta sensación. Si tienes sensibilidad dental y quieres tratarla, ¡acude al dentista y asegúrate de que tu salud bucal está en buenas condiciones!

© 2021 Clínica Dental Peñalver